Por muchos “powerpoint” de colores saturados, por mucho “emoticono” de corazones palpitantes, o por mucho vídeo con fotos de parejas sobre fondo de balada empalagosa: lo sentimos, pero lo digital no casa bien con la idea del amor que desde los cátaros, se ha grabado a fuego en la imaginación de Occidente.

Por eso, la Biblioteca Regional de Murcia quiere que este año por San Valentín, sus usuarios se olviden por un momento de los whassap, sms, emails, y redes sociales, y demuestren que pese a los tiempos que corren, aún son capaces de tomarse su tiempo para escribir una carta de amor.

Una carta de amor a la cultura, a tu biblioteca, a tu mascota, a tus amores imposibles, o a lo que te apetezca. Si Víctor Hugo dijo aquello de que el invierno esté en nuestras cabezas, y la primavera en nuestros corazones; ayúdanos este año a que la primavera llegue a la Biblioteca Regional antes que a ningún gran almacén.